Seguí el blog por mail

sábado, 29 de junio de 2013

ALPARGATAS SI, LIBROS TAMBIÉN: "Hasta aquí y ahora", el nuevo libro de Ernesto Marcos

Presentamos el nuevo libro del dramaturgo, escritor y columnista de ¿alguien tiene algo que decir?, Ernesto Marcos.

Hasta aquí y ahora es la primera publicación de la editorial Prosa-icos, especializada en dramaturgia y recorre los veinte años de trayectoria de un escritor, un impulsor de universos, que al tiempo en que levanta y destruye edificios contorsiona la realidad con la majestuosidad de una pincelada. Ernesto Marcos es un demiurgo de las letras, un genio creador que ordena, desordena y vuelve a ordenar los sentidos con los que el lector creía conocer el mundo hasta aquí y ahora.



Cuando leí por primera vez el texto de ‘El Camión’ quedé fascinado por el extraño mundo desarrollado en él y en sus posibilidades escénicas. La obra es un gran misterio contado con el lenguaje de todos los días y refleja una realidad donde el “ser” de la persona está sumergido en lo cotidiano, sin Dios, sin salida, sin ubicación en tiempo y en espacio. Marcos gusta especialmente de todo aquello que pone en cuestión la realidad y la lleva a un extremo que se colorea de delirio y de imposibilidades de juicio.” Alejo Piovano

Si quieren la versión en PDF del libro, solo tienen que solicitarla a alguientienealgoquedecir@gmail.com
 


1 comentario:

Ernesto Marcos dijo...

Dijo Claudio Chaffone, actor:

“Gran tarea de autor argentino. Porque esto se logra con años de trabajo y pasión. Poética de frases, es parte de nuestro inventario actoral argentino. Me parece un libro muy acertado, autorreferencial y autocritico. Creo que el teatro de Marcos es muy efectivo para hacer; que marca, valga la redundancia, una real decadencia en la realidad argentina y sus transformaciones sociales. Para felicitar una dramaturgia nacional que habla de nuestros problemas. Y debe haber autores ocupados de esto (tenemos antecedentes tan fuertes como los Discépolo, Florencio Sánchez), es una labor muy importante; más allá de que hoy los mecanismos de producción para el teatro siguen siendo muy arduos.”