Seguí el blog por mail

lunes, 19 de septiembre de 2011

ALPARGATAS SÍ, LIBROS TAMBIÉN: "Mi segunda mirada", escrito por María Silvia Schteimberg


Sigo añejando los últimos silencios. En la opacidad todo es diferente cuando hay cerrojos y despojos más obtusos que el tiempo.
Invento un garabato en el extremo en la jungla con ardides sensacionales para deletrearme.
Asì maltrato dolores y omisiones y mis manos presionan heridas de tantos mortales…
Y sí, hay delirios más allá de mi mirada, en donde pienso arenas y un mar redoblando talentos indiscutibles preñados de sombras.
Solo necesito un corazón que detenga las cosas para que este recelo codicioso pueda envejecer.
Ataviada de música y poemas estoy en un rincòn de la isla caminando sueños, improvisándome, aguardando esos relojes de tiempo en los que la arena nunca va a caer, y así, plena, no me detengo, pretendo que el alma corresponda sin accidentes de telones insaciables e imprevistos galantes.
Tal vez crea que la humedad de mis lágrimas no minimiza esta estrategia de los ojos para alcanzarme.
No ruego que el peldaño sea menor, no creo que mi sana intención vaya más allá de mi cielo, sospecho que todo este creativo potencial es inexperto y se redime a lo contrario.
Tampoco despliego una inexactitud vagante porque sería pecaminoso que detuviese una tregua.
Olvido por un instante esa materia inexplorable de refuerzos y cambiantes que solo lleva a mis propias destrucciones mientras repliego sentencias en la intención de la vana realidad...

O sentir… que en algún lugar y tiempo las entrañas albergan pasión y locura.


María Silvia Schteimberg 18/09/2011

2 comentarios:

Santi dijo...

...la pasión y locura primuchi, son el mejor antídoto para la anquilosis cerebral y aunque a veces las verdades son extrañamente ajenas, porque se fueron antes que asomáramos los ojos abiertos, acicala entonces la saludable idea de tomar un rumbo con honesta búsqueda, preguntarse por las sombras que no alcanzamos a entender, o si no pudimos aceptarlas. En todo caso linda de mi alma, aplaudo tu aventura de vivir esta vida con tu intelecto por delante y con el convencimiento de comprender que esta vita no es un accidente.
Un beso enorme
Santi

marcela dijo...

CINCIDO PLENAMENTE CON SANTIAGO....TODO DOLOR ES TOTALMENTE VALIDO,MAS CUANDO SE PUEDE INTERNALIZAR Y SACAR ESOS TESOROS TAN VALIOSOS DE ADENTRO....Y DEJARSE TRASPASAR POR LAS ARENAS DEL TIEMPO....